19 oct. 2011

Participación ciudadana y protección del patrimonio cultural: el Museo de la Cal de Morón de la Frontera

 
Este es un claro ejemplo de que la recuperación del patrimonio gracias a la iniciativa de un grupo de personas sensibilizadas con una tradición como es la artesanía de la cal es posible. 


La Asociación Cultural Hornos de la Cal de Morón está compuesta por siete amigos de esta misma localidad que comprobaron cómo se estaba perdiendo una de sus señas de identidad y se propusieron actuar. Uno de sus miembros y gestor del Museo, Manuel Gilortiz nos ha explicado cómo fue todo el proceso de adquisición, protección y puesta en valor de los Hornos de Cal.

 “Tras la plena constatación del enorme vacío actual de técnicas y saberes profesionales para la correcta conservación de nuestro patrimonio histórico y vernacular, así como la aparición en escena de técnicas de bio y eco-construcción encaminadas a la sostenibilidad y la salud de los edificios modernos, el Museo de la Cal de Morón de la Frontera apuesta por poner en marcha una iniciativa que promueve el aglutinamiento de los conocimientos necesarios para la recuperación progresiva de los saberes y oficios olvidados”

Proponen un trabajo interdisciplinar para llevarlo a cabo con profesionales de la cal y otras materias comunes y complementarias a ella: la tierra cruda, la tecnología del sílice, las pinturas al fresco, las fibras vegetales, la piedra. Por ello, no es sólo un espacio recuperado, sino que está revitalizándose gracias a las visitas didácticas y los cursos de formación.


La Asociación Cultural Hornos de la Cal de Morón, ha dado todos los pasos necesarios para la conservacion del patrimonio intangible como es una tradicion artesanal:  

1º) Primero adquirieron los hornos que estaban a punto de perderse.
2º) Después se restauraron los hornos
3º) A su vez, contactaron con la Consejería de Cultura para incoar la declaración de Bien de Interés Cultural, y lo consiguieron en 2009.
4º) El siguiente paso ha sido incoar la declaración de Patrimonio Intangible de la Humanidad, y esperan su confirmación.
5º) La puesta en valor la realizan sobre todo con visitas guiadas, salas de proyecciones, talleres de pintura al freso, cooperación con caleros que siguen con este trabajo. 
Saben que el éxito de una entidad así es trabajar mucho y trabajar en redes. Por ello apuestan por el trabajo cooperativo: La red de Centros de Promoción de la Artesanía y la Etnografía.

Es, por tanto, un buen ejemplo a tener en cuenta en cuanto a modelo de gestión sostenible se refiere. Podemos comprobar cómo la creación y gestión de un museo de estas características puede partir no sólo de las instituciones públicas sino de cualquier ciudadano o grupo de personas que quieren proteger y poner en valor algo que consideran suyo.

 

Hay que destacar algo muy interesante. Y es que hasta ahora, a lo largo de los espacios hemos comprobado como los distintos museos locales se ubicaban en edificios históricos rehabilitados, ayudando así a la recuperación del patrimonio arquitectónico además de su propia función como museo. En este caso, son los propios hornos los que se conservan y los que se visitan para comprender cómo era todo el proceso de la cal.
Hemos visto como la asociación trabaja para la consideración  y protección del oficio de calero y la artesanía de la cal. No sólo recoge la historia y la elaboración de la cal, sino también su relación con las formas de vida tradicionales.

 

¿Es esto realmente un museo?

El nombre que le han dado para englobar todas sus actividades de protección patrimonial, puesta en valor y actividades didácticas es el de Museo, aunque quizás habría que matizar al igual que hace Manuel al hablarnos de Ecomuseo que se trata de un espacio patrimonial como son los hornos de cal que están musealizados y que a través de una visita guiada nos ayuda a entrar y comprender este patrimonio intangible como es la tradición calera de Morón.
 
Animamos a visitar este entorno, con explicaciones guiadas y programas didácticos para los más pequeños. El museo se podrá visitar cualquier día de la semana previa cita en el teléfono 654 070 555. 

Enlaces asociados:
Asociación Proyecto Fresco
Recuperación de oficios artesanos en peligro de extinción



13 oct. 2011

Inauguración de exposición fotográfica en el marco del V Encuentro de ONG's de La Puebla de Cazalla.


Nota de prensa de la Concejalía de Cultura. 
El Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván, de La Puebla de Cazalla (Sevilla), inaugurará el próximo viernes 14 de octubre, a las 20:30 h., la exposición “2010: un año en Haití”, del fotógrafo madrileño José Luis Cuesta.

José Luis Cuesta trabaja como reportero gráfico para medios nacionales e internacionales como El País, El Mundo, La Razón o el Wall Street Journal, ha sido fotógrafo oficial de la “Ruta Quetzal” y actualmente lo es del proyecto “Madrid rumbo al Sur”, y colabora activamente con la ONG Save the children.

En esta nueva exposición nos ofrece una retrospectiva reciente de los acontecimientos ocurridos en Haití desde que el 12 de enero de 2010 un fatal terremoto arrasara buena parte del país y dejara tras de sí más de
300.000 muertos y 1 millón de desplazados. La exposición da cuenta también de la epidemia de cólera que se desató como consecuencia del terremoto, y se cierra con las protestas de los seguidores de Michel Martelly tras el polémico proceso electoral del 28 de noviembre de ese mismo año, que bajo la sospecha de fraude ocasionó disturbios y revueltas en diversas ciudades del país, retratados sobre el terreno por el objetivo de José Luis Cuesta.

Desde su mirada valiente, honesta e inasequible al silencio, José Luis Cuesta documenta lo que tantos medios de comunicación decidieron en un momento ocultar o dejar de mostrar. Con esta exposición evidencia que la
tragedia de Haití ya nos es invisible, pero no por ello ha dejado de existir.

La exposición se inaugura enmarcada en las actividades del V Encuentro de ONG’S, que organiza el Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla, y estará abierta al público hasta el 4 de diciembre.

María José Sánchez Gago
Técnico de Cultura. La Puebla de Cazalla

5 oct. 2011

Un pensamiento abierto al arte: el crítico José María Moreno Galván (1923-1981) y el museo a su nombre en la Puebla de Cazalla



El Museo de Arte Contemporáneo “José María Moreno Galván”. Del homenaje a un personaje ilustre, hacia la conservación del arte contemporáneo,  pasando por la adquisición de arte actual andaluz.

¿Cuál es su origen?

Es una tipología de museo creado por iniciativa del consistorio, y que está vinculado a la vida y obra de dos personas relevantes en el campo de las artes de la Puebla de Cazalla. Una loable excusa que da origen a que se potencie el arte actual, ampliando la colección y siendo así promotores de la actividad artística andaluza.


Es decir, surge para homenajear a José María Moreno Galván recuperando su gran labor intelectual y humana que dirigió en el  panorama de la crítica artística española de los años 50, 60 y 70, y su colección recoge una gran muestra de artistas como el chileno Roberto Matta, José Guinovart, José Guerrero, Rogelio López Cuenca y Diego Santos. También conserva obra de Curro González, Diego Ruiz Cortés y Francisco Moreno Galván, hermano de José María, renovador de la plástica andaluza sobre todo a través del cartel y además conocido poeta popular.


 
¿Presenta algún rasgo en común con los museos locales visitados?

Como hemos visto en los Museos anteriores, algo que tienen en común los museos locales es la rehabilitación de edificios históricos para un uso social. Este antiguo pósito de Trigo rehabilitado y adaptado para su uso como museo, es un edificio luminoso, diáfano, acogedor porque respeta la arquitectura tradicional de ladrillo y paredes blancas.
 
Se han generado  Salas para la colección permanente y una gran Sala para las Exposiciones Temporales que se organicen desde el propio museo y como es este caso, procedan del circuito de exposiciones de la Diputación de Sevilla.


¿Cuál es su mayor fortaleza? 

Los responsables del museo conocen y aplican los pasos lógicos de la gestión de la colección: catalogar, peritar, conservar y difundir. Es decir, cumplen los requisitos para ser considerados Museo.

Hoy en día, después de una fase muy importante de catalogación y peritaje de las obras de la colección que ha impedido que veamos las obras expuestas, se tiene prevista su reapertura para finales de este año 2011.

Por sus características presenta un enorme potencial para ser un lugar de difusión del Arte Contemporáneo, y más teniendo en cuenta el interés por generar una red de Museos locales de Arte Contemporáneo.
 ¡Ojalá lo consigan!



Ana Galán